Skip to main content
search

Parenting Resources

Parent Blog

Manejo del estrés traumático secundario

man with head in hands; concerned

Por Megan McQueen

A inicios de mi carrera, salí del trabajo casi llorando después de escuchar la descorazonadora historia de una familia. Llamé a mi hermana y luego a una consejera de familia y le pregunté qué hacía ella para manejar las emociones desafiantes después de escuchar los traumas de otras personas. Hablamos de algunas estrategias que podrían ayudarme a separarme a mí misma de mi trabajo. No obstante, para mí, las historias no son solo “trabajo”. El sufrimiento secundario que siento es legítimo y se radica en la compasión que siento. Charles Figley define el trauma secundario como “…el estrés resultante del deseo de ayudar a una persona traumatizada o que sufre”. A partir de tal definición básica, los investigadores han estudiado el trauma secundario y el estrés de los cuidadores. Yo no deseo perder mi compasión hacia las demás personas, pero necesito cuidarme a mí misma al mismo tiempo que le brindo apoyo a mi comunidad. Le extiendo una invitación a la lectura de las estrategias que he reunido aquí para ver si resuenan con su experiencia.

Reconocer sus sentimientos

Escuchar una historia dolorosa puede desatar traumas anteriores por los que usted ha pasado. Si usted tiene un trauma que no ha resuelto, puede considerar ponerse en contacto con un profesional en salud mental que le brinde el apoyo para sanar. A cualquiera se le pueden activar sentimientos de ira, miedo, repugnancia o tristeza. Tómese un momento y reflexione. Vea si puede nombrar sus sentimientos. En el pasado, a veces yo ocultaba e ignoraba mis sentimientos para poder continuar con los deberes de mi trabajo, pero mis sentimientos seguían allí, los reconociera o no. A veces, se manifestaban en el agotamiento, el sueño interrumpido o las interacciones tensas con otras personas. Ignorar los sentimientos desafiantes también atenuó el acceso que yo tenía a sentimientos más agradables y ¡eso era lo último que yo deseaba! Dese tiempo para recuperarse de la experiencia.

Restáurese a sí mismo(a)

Tómese un momento para hacer una lista de las actividades de restauración que incorporará en los días y semanas que vengan. ¿Qué hace que usted pueda llegar a un estado de relajación? Pienso que es de ayuda incluir algo que se pueda hacer a diario como, por ejemplo, pasar tiempo al aire libre, meditar, leer, algo que sea parte de la rutina. Dejar las actividades que requieren más tiempo dentro de un horario semanal. Planee ir de excursión con un amigo(a) cercano(a) o ir a una sesión de terapia. La consistencia le ayudará a mantener un sentido de alivio seguro. Cuando un incidente lo(la) deje abatido(a) y necesite apoyo adicional, pida ayuda. ¿Un compañero o amigo puede encargarse de sus obligaciones familiares? Tal vez pueda ganar espacio en su día al pedir la cena a domicilio y emplear ese tiempo en caminar o en escribir en su diario.

Conéctese con su equipo

El estrés es más desafiante de navegar en solitario. El médico y doctor en filosofía, Bruce Perry, escribe que, “Cuando las personas se sienten valoradas y están en la presencia de otras personas que las respetan y las cuidan, tienen una mayor capacidad para tolerar los factores estresantes extremos”. Construir una cohorte de colegas que puedan relacionarse con usted puede ayudarle a sentirse querido(a) y conectado(a). Las relaciones de confianza toman tiempo en formarse. Formar grupos para almorzar o para tener reuniones y socializar puede ayudar a crear una red de apoyo. Cuando usted necesite procesar emociones, hablar con un colega puede fortalecer sus sentimientos de conexión.

Cree y saboree los momentos de alegría

Cuando, en el trabajo, tenemos momentos que son difíciles de procesar, puede ser de ayuda nombrar las cosas que le dan felicidad. Yo aprecio las conexiones profundas con las personas de mi trabajo. A veces esto sucede con mis colegas y también con las familias. He aprendido que necesito buscar a esas personas y saborear nuestro tiempo juntos. Veo niños que se ríen. Encuentro la persona que da esos abrazos de oso tan apretados que me gustan. Crear momentos durante los fines de semana o por las tardes también puede ser reconfortante. Ayudar a su vecino, ver una película graciosa o disfrutar de un atardecer con un amigo puede darle equilibrio a su vida.

Cuidarse a sí mismo

Como ocurre con la mayoría de las recomendaciones de apoyo, los expertos están de acuerdo en que cuidar de su salud física es fundamental para su salud mental. La doctora Natalie Christine Dattilo afirma que “hacer ejercicio puede ser uno de los antidepresivos más eficaces que existen…el ejercicio habitual…libera endocannabinoides, los cuales mejoran nuestro sentido de conexión social y nuestra sensibilidad para sentir placer”. Darle la prioridad a dormir y a descansar consistentemente estimula nuestra resiliencia física y mental. ¿Puede acostarse 30 minutos más temprano durante una semana para darse la oportunidad de descansar más? ¿Puede incorporar una caminata durante el receso del almuerzo o como parte de su recorrido hacia el trabajo?

Reconocer nuestros sentimientos y transitar a través de estos puede ayudarnos a navegar las experiencias desafiantes. La idea de permanecer conectados, consigo mismo(a) y con otras personas, es mucho más atractiva que la de desconectarse. Cuando creo firmemente en mis valores de empatía y colectivismo, puedo vivir en la persona que estoy tratando de ser. Puedo enraizarme en mi conexión con otras personas y cuidarme a mí mismo(a). 

Libros/Recursos:

El libro de la alegría: alcanza la felicidad duradera en un mundo en cambio constante de Douglas Carlton Abrams, Desmond Tutu, y Dalai Lama

Hiperagotadas: Acaba con el BURNOUT, domina el estrés y recupera tu calidad de vida (Hiperagotadas) de Amelia Nagoski y Emily Nagoski

Las formas de la alegría: El sorprendente poder de los objetos cotidianos de Ingrid Fetell Lee

Ten Percent Happier aplicación para meditar

 

We support families thanks to generous support from our partners

Hours - 8:00 am to 4:30 pm

2500 NE Twin Knolls Drive, Bend, OR 97701

2500 NE Twin Knolls Drive

 Bend, OR 97701 

MENU CLOSE